687 46 69 46 [email protected]

Importancia de la escuela en el desarrollo del niño.-

La actitud de los padres en la escolarización de sus hijos es fundamental para evitar el fracaso escolar.

La familia y la escuela son los dos grandes pilares educativos de la infancia. Por eso es fundamental que, a la hora de elegir centro escolar, tengáis en cuenta que no sólo es el lugar donde se trasmiten conocimientos, sino que facilitará el desarrollo integral de vuestro hijo.

En la escuela, vuestro hijo:

  • Ampliará el número de personas con las que relacionarse y convivir a diario, aprendiendo a funcionar en grupo.
  • Desarrollará sus primeras habilidades y adquirirá otras nuevas.
  • Afrontará situaciones desconocidas y aprenderá a solucionar las dificultades que vaya encontrando.
  • Adquirirá las primeras habilidades sociales: compartir, negociar…
  • Asimilará las normas sociales y culturales.

Cuando el niño comienza a ir a la escuela.-

Actualmente, la mayoría de los niños asisten a las escuelas infantiles desde qué son muy pequeños, debido en parte a la incorporación de la mujer al mercado laboral. Sin embargo, en aquellas ocasiones en las que no se hace necesaria una escolarización tan temprana, también puede ser conveniente, porque ayuda a estimular el desarrollo general del niño y favorece su posterior adaptación a la escolarización obligatoria.

La escuela infantil, por lo general, supone el primer contacto de vuestro hijo con un entorno diferente al que está acostumbrado, siendo fundamental la forma en que se lleve a cabo la transición al mundo escolar. Es importante que tanto vosotros, como sus profesores, deis al niño la impresión de cierta continuidad familiar.

El niño en la escuela infantil

La escuela.-

A la hora de elegir la escuela infantil es importante que, además de consultar con amigos y conocidos para saber cuál puede cumplir con vuestras expectativas, visitéis varios centros personalmente, conozcáis las clases y habléis con los profesores para saber cómo se relacionan con los niños.

Es importante que en el ambiente que exista en la escuela infantil elegida se valoren clara y abiertamente la afectividad, la paciencia, la seguridad, los juegos, el interés y el seguimiento del desarrollo de vuestro hijo.

Es conveniente que visitéis el centro con vuestro hijo antes de que vaya el primer día, para que no lo vea como algo extraño.

Es necesario que presentéis la escuela a vuestro hijo como algo positivo, diciéndole que es un sitio donde se juega con otros niños y donde se aprenden muchas cosas.

Es conveniente que no le amenacéis con la escuela, porque la vivirá de forma negativa.

Es importante que conozcáis al profesor, ya que este desempeña un importante papel en el establecimiento de una relación afectiva positiva, de modo que vuestro hijo se sienta seguro, aceptado y querido.

Vosotros y la escuela.-

El ambiente familiar donde se desarrolla vuestro hijo es un factor muy importante para determinar su integración escolar. Los niños que son educados de forma controlada, pero fomentando su autonomía, tienen más facilidad para adaptarse bien a la escuela.

Es importante que familiaricéis a vuestro hijo con los materiales escolares: mochila, estuche, lápices, pinturas, libros… de forma que todo le resulte cómodo y bonito.

Es conveniente que despertéis en vuestro hijo el afán de aprender, descubrir y saber cosas nuevas.

Proporcionadle juguetes, revistas infantiles, cuentos…

Salid de excursión y explicadle lo que vais viendo por el camino.

Visitad museos y exposiciones.

Asistid a representaciones teatrales infantiles.

Es importante que tengáis en cuenta que las actividades que realice vuestro hijo deben estar orientadas a facilitar su madurez afectiva y social, sin acelerar su rendimiento ni fomentar su competitividad.

La escuela

Educación primaria y secundaria.-

La educación primaria y secundaria son etapas de crecimiento y maduración para vuestro hijo, donde el colegio tiene un papel decisivo en su desarrollo. La escuela y vosotros vais a constituir sus dos grandes puntos de referencia. De ahí, la importancia de que exista una coherencia entre ambos, que perseguís los mismos objetivos.

Es fundamental que estéis pendientes del proceso de aprendizaje de vuestro hijo de forma continuada.

Evitad que el proceso educativo de vuestro hijo quede exclusivamente en manos de sus profesores, ya que vuestro papel es trascendental. Cada colegio tiene su propia filosofía educativa, que no debe chocar con la vuestra. Antes de elegir el colegio, debéis conocer la manera de enseñar de los profesores, el proyecto curricular, las formas de evaluación, su educación en valores…

Es imprescindible que exista una gran coherencia entre el colegio y vosotros a la hora de tomar decisiones en el proceso de aprendizaje de vuestro hijo. De esta forma evitaréis problemas que afecten a su adecuada evolución.

Es importante que asistáis a las actividades organizadas por el colegio: reuniones con otros padres, entrevistas con profesores, fiestas…

Evitad hablar mal del colegio y de los profesores delante de vuestro hijo. Si existe algún conflicto, dirigíos al centro escolar.

A medida que vuestro hijo crezca, debéis seguir mostrando interés por su formación y no sólo por sus notas.

Es importante que os intereséis por sus tareas escolares y que le ayudéis si es preciso, pero no le hagáis sus deberes. Si un día no los hace debe ser él quien se enfrente con su profesor, para que aprenda a ser responsable.

No debéis esperar a que llegue un suspenso o haya problemas para acudir al colegio. Debe existir un contacto permanente que os permita conocer la evolución de vuestro hijo.

Educación primaria en la escuela

Debéis tener presente que el rendimiento escolar de vuestro hijo no depende sólo de sus profesores, por lo que es importante que les informéis de todo aquello que pueda influir en sus resultados académicos: nacimiento de un nuevo hermano, separaciones, enfermedades, fallecimiento de algún familiar…

Una relación estrecha con los profesores de vuestro hijo posibilitará que todos le conozcáis mejor.

Debéis tener en cuenta que enseñar no significa exclusivamente transmitir conocimientos académicos, sino también fomentar la creatividad, la inteligencia, el interés por saber, la responsabilidad… Por eso es igual de importante la labor de los profesores en la escuela, como vuestra labor en casa.

Es importante que reconozcáis los esfuerzos que realiza vuestro hijo, aunque el resultado no sea tan bueno como esperabais. No le regañéis y animadle a continuar esforzándose.

Evitad las comparaciones con sus hermanos, compañeros o etapas anteriores.

Es conveniente que fomentéis la curiosidad natural de vuestro hijo por todo lo que suponga adquirir nuevos conocimientos, aunque no se vea su utilidad a largo plazo, ya que facilitará un mejor rendimiento en el futuro.

Evitad las expectativas escolares excesivas respecto a vuestro hijo y no le pongáis metas inalcanzables, ya que, si no las cumple, creerá que ha fracasado ante vosotros, provocándole inseguridad y desánimo para afrontar la situación.

Debéis tener en cuenta que la comunicación con vuestro hijo no debe basarse exclusivamente en su papel de estudiante.

Conclusión.-

La colaboración que mantengáis con el colegio de vuestro hijo a lo largo de toda su escolaridad tendrá una importancia vital para su adaptación y rendimiento.

Una estrecha relación con la escuela puede favorecer la prevención del fracaso escolar, por lo que es fundamental que establezcáis contactos continuados con el objetivo de intercambiar información que facilite el adecuado desarrollo y adaptación de vuestro hijo.

No esperéis a interesarnos por la vida escolar de vuestro hijo cuando algo vaya mal.

The following two tabs change content below.
Gerardo Castaño Recuero trabaja como psicólogo y psicoterapeuta en "Nuestro Psicólogo en Madrid". Ha estudiado Psicología en la Universidad Pontificia de Comillas en Madrid y también ha cursado dos Máster, uno sobre Clínica y Psicoterapia Psicoanalítica y otro sobre TFE: Terapia Focalizada en las Emociones.