687 46 69 46 [email protected]

El Juego.-

 

El juego es fundamental para un correcto desarrollo infantil porque favorece cualquier tipo de aprendizaje.

Mediante el juego los niños aprenden a:

  1. Utilizar su imaginación.
  2. Desarrollar sus habilidades motoras y cognitivas.
  3. Experimentar diferentes emociones y sentimientos.
  4. Concentrarse.
  5. Plantearse objetivos.
  6. Solucionar dificultades.
  7. Saber cómo relacionarse con los demás.
  8. Conocer el mundo que les rodea.

Sin embargo, un niño no nace sabiendo jugar y son sus padres quienes primero tendrán que ayudarle.

La importancia del juego.-

 

El juego ayuda al desarrollo físico, cognitivo, social y emotivo del niño.

Es una actividad libre y espontánea que produce placer. Cuando juega, el niño no experimenta ningún tipo de presión, al no tener que alcanzar un objetivo específico, pudiendo probar cuáles son sus habilidades y cometer errores.

El juego es una situación de aprendizaje, tanto para los niños como para sus padres. Les da la oportunidad de aprender quiénes son, qué pueden hacer y cómo relacionarse con el mundo exterior. Por medio del juego, los niños pueden comunicar pensamientos, necesidades, problemas y sentimientos, por lo que un adulto puede saber mucho de un niño con sólo mirar, escuchar y hablar con él durante el juego.

Con el juego se desarrollan habilidades básicas para la interacción social. Mediante su práctica, los niños aprenden a cooperar, a compartir y a ser sensibles hacia los sentimientos de los demás.

El juego es una actividad que favorece el concepto positivo de uno mismo. Los niños viven en un mundo donde los adultos toman las decisiones, y a través del juego se facilita su acceso a experimentar sensaciones de control, poder y capacidad de decisión.

La importancia del juego no radica en los juguetes, que son meros instrumentos para realizar un juego determinado. Por eso no es necesario comprar juguetes caros y complicados, ya que los niños son muy creativos y cualquier objeto les puede servir para jugar. Los protagonistas del juego siempre deben ser los niños.

Niño jugando con su padre

Como jugar con vuestro hijo.-

 

Es importante que juguéis de forma indistinta sea niño o niña, un rato todos los días y, si es posible, a la misma hora, para que establezcáis el momento diario de juego. Procurad que dicho momento sea exclusivo, para demostrar a vuestro hijo que, durante ese tiempo, él es lo más importante para vosotros.

Si tenéis más de un hijo y no estáis acostumbrados a jugar de forma continuada con todos a la vez, podéis empezar haciéndolo de forma separada con cada uno de ellos, porque si no os resultará difícil prestar la misma atención a todos por igual.

Es bueno que, en ocasiones, todos los miembros de la familia participéis  juntos en un mismo juego, evitando hacerlo de forma competitiva, ya que se trata de divertirse, no de ganar.

Si vuestro hijo es pequeño, es conveniente jugar con muñecos, construcciones, coches, animales… que motiven su creatividad. Tened en cuenta que cuantas más cosas haga el juguete, menos hará el niño.

Es aconsejable que juguéis con vuestro hijo a construir sus propios juguetes. Es más divertido y enriquecedor  convertir una simple caja en un coche que comprar el más sofisticado que exista en el mercado.

Es fundamental elogiar las ideas y esfuerzos de vuestro hijo durante el juego, porque eso le provocará una mayor confianza en sí mismo.

Ante todo, debéis evitar hacer críticas a vuestro hijo sobre el juego que está realizando, así como darle toda la importancia al resultado final.

Aunque es importante que juguéis con vuestro hijo, también es necesario que aprenda a jugar sólo, por lo que tenéis que fomentar y reforzar estas situaciones.

Cuando juguéis con vuestro hijo evitad imponerle vuestras ideas, darle órdenes o proporcionarle demasiada ayuda. Lo importante es seguir las pautas que marque, imitando lo que a él se le ocurra.

Tened en cuenta la edad de vuestro hijo, porque sus juegos irán cambiando de acuerdo con las capacidades que vaya adquiriendo.

Es importante que enseñéis a vuestro hijo a compartir sus juguetes con sus hermanos y amigos o con vosotros.

Es preciso que, desde pequeño, vuestro hijo aprenda que jugar no es hacer lo que a uno le apetezca, sino que existen unos momentos y lugares determinados para ello. También debe aprender que, cuando se ha finalizado el juego, es necesario recoger los objetos que se han utilizado. Si es pequeño  se le debe ayudar, y al crecer tendrá que hacerlo él solo.

Familia jugando juntos

Como elegir un buen juguete para vuestro hijo.-

 

Es fundamental  que penséis en los gustos e intereses de vuestro hijo y no en los vuestros.

Elegid juguetes adecuados para su edad, capacidad y nivel de desarrollo. Según vaya creciendo habrá que implicarle en la elección de sus propios juguetes.

Buscad juguetes estimulantes, que fomenten su creatividad, ya que en ocasiones los juguetes muy técnicos y sofisticados hacen que el niño se convierta en un ser pasivo.

Aunque estamos influidos por la publicidad, es importante tener en cuenta que el mejor juguete no es el más caro, ni el más anunciado, sino aquel que fomenta la creatividad, la actividad, la investigación y convierte al niño en el verdadero protagonista del  juego.

Es necesario que vuestro hijo tenga juguetes variados que promuevan distintas actividades que le permitan desarrollar diferentes habilidades. Esto no significa que tenga tantos que le impidan jugar con cada uno de ellos.

Al elegir un juguete cuidad que sea sólido, seguro, duradero y de fácil uso para vuestro hijo.

Existen épocas del año (cumpleaños, navidades…) donde vuestro hijo se encontrará con tantos juguetes que no sabrá qué hacer con ellos. Una alternativa posible es que, tras unos días, guardéis algunos para ir dándoselos, poco a poco, más adelante. Esto permitirá que pueda disfrutar de todos ellos sin cansarse y así les dará el valor que se merecen.

Evitad comprarle todos los juguetes que pida. De lo contrario, provocaréis  que no les de ningún valor y se canse en seguida de ellos.

Debéis evitar decidiros por juguetes sexistas si vuestro hijo aún no los puede elegir. Cualquier juguete puede ser utilizado tanto por niños como por niñas. Es bueno que los niños puedan jugar con muñecas y que las niñas lo puedan hacer con coches.

Debéis evitar elegir juguetes agresivos o bélicos que puedan fomentar en vuestro hijo ciertos comportamientos violentos.

Los juguetes adecuados para cada edad.-

 

El primer año:

Juguetes indicados para tocar, descubrir, empujar, manipular, moverse y colocar.

  1. Móviles de papel, de tejido de plástico de colores vivos.
  2. Juegos para el agua.
  3. Pelotas.
  4. Muñecos de goma y trapo.
  5. Construcciones sencillas y con piezas grandes.
  6. Coches grandes.
  7. Cuentos de plástico y tela.
  8. Accesorios para jugar con la arena.
Juguetes para bebés

De 2 a 5 años:

Juguetes indicados para imaginar, construir, experimentar, dibujar, expresarse y moverse.

  1. Bicicletas de tres ruedas.
  2. Coches con pedales.
  3. Coches, garajes, trenes.
  4. Teléfonos.
  5. Cuentos con imágenes con más detalles y hojas más finas.
  6. Grabaciones de cuentos y canciones.
  7. Cassette con micrófono.
  8. Pelotas.
  9. Construcciones.
  10. Juguetes que imitan la vida real.
  11. Cocinitas.
  12. Títeres.
  13. Objetos para cargar y descargar.
  14. Plastilina.
  15. Pinturas.
  16. Instrumentos musicales sencillos.
  17. Disfraces.
  18. Puzzles.

De 6 a 10 años:

Juguetes indicados para construir, interpretar, colaborar, dibujar, investigar y moverse.

1.       Bicicletas.

2.       Monopatines.

3.       Balones.

4.       Instrumentos musicales.

5.       Construcciones.

6.       Mecanos.

7.       Trenes.

8.       Coches eléctricos.

9.       Puzzles.

10.   Muñecos.

11.   Marionetas.

12.   Disfraces.

13.   Juegos de experimentos, de mesa, de ordenador y de expresión plástica.

Adolescentes jugando

A partir de 11 años:

Juguetes indicados para crear, participar, inventar, pensar, investigar, moverse, competir y colaborar.

1.       Bicicletas.

2.       Monopatines.

3.       Juegos de experimentos.

4.       Juegos de mesa.

5.       Juegos de expresión plástica.

6.       Balones.

7.       Juegos de ordenador.

8.       Instrumentos musicales: flautas,  xilófonos,  órgano…

9.       Construcciones complejas con piezas pequeñas.

Conclusión.-

El juego es una actividad propia de la infancia y es fundamental para el correcto desarrollo integral de vuestro hijo.

Mediante el juego vuestro hijo va a ejercitar tanto su mente como su cuerpo y a la vez irá conociendo y asimilando el mundo que le rodea.

Comprar juguetes no es suficiente. Es imprescindible que fomentéis y compartáis el tiempo de  juego con vuestro hijo, para crear un espacio que os permita comunicaros y divertiros con él.

The following two tabs change content below.
Gerardo Castaño Recuero trabaja como psicólogo y psicoterapeuta en "Nuestro Psicólogo en Madrid". Ha estudiado Psicología en la Universidad Pontificia de Comillas en Madrid y también ha cursado dos Máster, uno sobre Clínica y Psicoterapia Psicoanalítica y otro sobre TFE: Terapia Focalizada en las Emociones.

Latest posts by Gerardo Castaño Recuero (see all)