Saltar al contenido

Lexatin o Bromazepam: El tranquilizante de una generación

    El Lexatin o Bromazepam es una benzodiacepina

    El Lexatin es el segundo psicofármaco más recetado en España, por detrás del Orfidal. En este artículo intentaremos contestar las preguntas o las dudas que con más frecuencia se plantean alrededor de este fármaco, así como el impacto que tiene sobre los jóvenes, hasta el punto de poder hablar, según algunos autores, de la “generación Lexatin”.

    ¿Qué es el Lexatin?

    El Lexatin® es la marca comercial de un fármaco conocido como Bromazepam. El Bromazepam pertenece a la familia de las benzodiacepinas (también llamadas tranquilizantes menores) al igual que otros medicamentos como el Valium, el Tranxilium, el Orfidal o el Trankimazin.

    ¿Es lo mismo Lexatin y Bromazepam?

    Efectivamente, los dos son iguales y tienen la misma composición: el Bromazepam. A igualdad de dosis hacen el mismo efecto el Lexatin o cualquier Bromazepam genérico. Lexatin es la marca comercial más conocida del Bromazepam.

    ¿Para qué sirve el Bromazepam?

    Como ya hemos mencionado, el Lexatin es una benzodiacepina, que es un grupo farmacológico con tres acciones sobre el organismo: ansiolítica (reducen la ansiedad), hipnótica (producen somnolencia) y miorrelajante (relajan la musculatura). Algunas benzodiacepinas, como el Valium, tienen también un efecto anti convulsionante, y se pueden usar como tratamiento de algunos tipos de crisis epilépticas.

    “El Bromazepam tiene fundamentalmente un efecto ansiolítico”

    De todos estos efectos, en el Bromazepam predomina el primero, el efecto ansiolítico, es decir actúa disminuyendo el stress y la ansiedad. A dosis más altas de las habituales ya puede aparecer el efecto inductor del sueño.

    ¿Se necesita receta para consumir Lexatin?

    El Bromazepam solo se puede dispensar en farmacias con receta médica. Existen dos presentaciones del Lexatin, en cápsulas de 1.5 mg y en cápsulas de 3 mg. Existía otra presentación, de Lexatin de 6 mg, que ya no se comercializa. Si bien es necesaria la receta médica para consumir Bromazepam, no parece difícil conseguirla en los consultorios médicos, a juzgar por lo extendido de su consumo en la sociedad en general.

    ¿Puedo tomar Bromazepam para dormir mejor?

    El tratamiento para el insomnio lo debe establecer siempre el médico, y quizás para esta indicación no sea el medicamento más indicado, pues tiene un efecto hipnótico leve y tarda más que otros medicamentos, como el Orfidal, en hacer efecto.

    “El Lexatin no es el medicamento más indicado para tratar el insomnio”

    Cuando sea necesario prescribirlo como tratamiento del insomnio es preferible, en la mayoría de las ocasiones, usar Orfidal en lugar de Lexatin.

    ¿Puedo tomar Lexatin si estoy nervioso?

    El Bromazepam o Lexatin está considerado como un ansiolítico de efecto suave, por lo que generalmente se receta en problemas de ansiedad de carácter leve. La dosis más empleada para tratar la ansiedad leve es la de 1.5 mg de una a tres veces al día. Las cápsulas deben tomarse enteras con un poco de agua, antes o después de las comidas, y no deben deshacerse ni masticarse.

    Quizás, este efecto relajante suave, sea la causa de su popularidad. Así en determinados ambientes se habla del Lexatin como “la pastilla de los exámenes o de las oposiciones”, “la cápsula del carnet de conducir”, y así, en numerosos escenarios sociales ha llegado a consumirse con una cierta naturalidad y normalidad.

    El Lexatin se usa para cuadros de ansiedad leve
    (1) – El Lexatin o Bromazepan es un ansiolítico suave

    Ahora bien, no debemos olvidar que es un medicamento, que tiene efectos secundarios y que puede llegar a producir dependencia. Por este motivo, su consumo debe estar vigilado y regulado por un médico.

    ¿Se debe usar el Bromazepam para problemas de ansiedad más severos?

    Dado que su principal efecto es el de reducir la ansiedad y el nerviosismo, puede usarse en la mayoría de los trastornos de ansiedad. Al ser una benzodiacepina de efecto más suave que el Valium o que el Orfidal, el médico puede optar por iniciar un tratamiento con Lexatin, pero si los síntomas de ansiedad no mejoran, posiblemente acabe usando otra benzodiacepina más potente. Por ejemplo, ante un ataque de ansiedad, donde el paciente puede tener la sensación de que va a morir o sufrir un ataque al corazón de forma súbita, es preferible administrar Orfidal sublingual pues, además de ser más potente, su efecto es mucho más rápido.

    ¿Puedo tomar Lexatin todo el tiempo que quiera?

    La respuesta rotunda es NO. El Lexatin, como todas las benzodiacepinas, puede provocar dependencia. Si bien, el Lexatin no de los tranquilizantes que provocan mayor dependencia, siempre se debe usar la dosis eficaz más baja posible y durante el menor tiempo posible.

    “En general hay que procurar no usar el Lexatin durante más de dos o tres meses”.

    En aquellos casos de ansiedad cronificada, que precisan tratamiento durante más tiempo, es aconsejable el uso de antidepresivos modernos, tipo ISRS, que no tienen el problema de la dependencia.

    ¿Qué efectos secundarios tiene el Bromazepam?

    Como la mayoría de las benzodiacepinas, los efectos secundarios aumentan al usar dosis más altas de Bromazepam. Podemos decir que el efecto más usual es la sedación o somnolencia. Además, puede provocar otros efectos secundarios como:

    • Distracciones y olvidos.
    • Estados confusionales.
    • Dolor de cabeza
    • Visión doble o diplopía.
    • Alteraciones en la marcha.
    • Desorientación.
    • Cansancio.
    • Dificultad para hablar normalmente: lengua de trapo o habla pastosa.
    • Náuseas.
    • Vómitos.

    Por regla general, con la dosis más habitual de 1.5 mg (1-3 veces al día) estos efectos son más raros que con otras benzodiacepinas. Muchos de estos efectos secundarios pueden aparecer al principio del tratamiento y disminuyen gradualmente al continuar con el mismo.

    ¿Puedo mezclar alcohol y Lexatin?

    No se debe mezclar el alcohol con ninguna benzodiacepina, pues aumenta los efectos de sedación. Puede existir una gran variabilidad, entre una persona y otra, al mezclar Lexatin y alcohol. En general, suele aumentar la sedación y la somnolencia, pero en otras ocasiones pueden aparecer efectos indeseables inesperados.

    “No se debe ingerir alcohol si ha tomado Bromazepam”

    Sobre todo, no debe mezclar nunca alcohol y Bromazepam en el trabajo o cuando se conduzcan vehículos o se maneje maquinaria, pues al disminuir la capacidad de respuesta, puede provocar accidentes de trabajo, de circulación o domésticos.

    Si está tomando otros medicamentos, debe consultar a su médico, pues algunos de ellos pueden aumentar el efecto del Bromazepam y otros, por el contrario, pueden disminuirlo.

    Molécula de Bromazepam
    (2) – Lexatin – Molécula de Bromazepam

    ¿Puedo tomar Lexatin, si estoy embarazada?

    Si está embarazada o planea quedar embarazada, no debe tomar Lexatin. Si toma Bromazepam poco antes del parto, puede provocar que el recién nacido presente síntomas de abstinencia. Tampoco debe usarse el Lexatin durante la lactancia, pues se elimina por la leche materna. En cualquiera de estas situaciones debe consultar con el médico.

    ¿Se puede administrar Bromazepam a personas mayores?

    En personas mayores existe un mayor riesgo de acumulación del medicamento en sangre, sobre todo si tienen disminuida la función renal. Lo mismo puede suceder en personas con enfermedad hepática, pues el Bromazepam se metaboliza en el hígado. En estas situaciones, es preferible usar dosis más bajas, siempre bajo la estricta vigilancia del médico.

    Así mismo, el uso en niños no está aconsejado, salvo estricta valoración de un médico, preferentemente un psiquiatra.

    ¿Por qué motivo es tan popular el Lexatin?

    El bromazepam ha alcanzado una popularidad notable en nuestra sociedad y se habla de su consumo con absoluta naturalidad, quizás sin valorar que es un medicamento. Hoy en día en las películas o las series oímos expresiones como “vas como una moto, tómate un Lexatin” o “Necesito un Lexatin ya mismo”.

    El Lexatin se ha convertido en el tranquilizante casero, que nos puede sacar de apuros ante una situación estresante. Hemos podido leer en prensa española expresiones como “He llegado a tomar lexatines como si fueran gominolas”.

    En el juicio a Rodrigo Rato, la magistrada Ángela Murillo, ante las malas formas, a su parecer, de la fiscal, se dirigió a ella diciendo. “Tómese un Lexatin o algo”.

    El Lexatin en los medios de comunicación.

    En el año 2020, el catedrático de Química Orgánica en la USP CEU, Javier Pérez Castells hablaba abiertamente en un vídeo de la “generación Lexatin”.

    La actriz española, Ana Millán, declaraba en una entrevista en la Cadena Ser:

    “Vivimos en una sociedad en la que cuando uno está un poco agobiado se arrea un Lexatin”.

    En el libro “¿Por qué lloran las ciudades? de la escritora Elisa Levi, la protagonista devora ansiolíticos, presa de la angustia, como si fueran ibuprofenos. Se ha llegado a equiparar este libro con el de “Nación Prozac” de Elizabeth Wurtzel. Si aquella sociedad neoyorkina de los 90 era la generación Prozac, acaso ¿estamos ahora ante la generación Lexatin?

    La actual ministra de Sanidad, Mónica García, escribe en su autobiografía que representa a una España nerviosa y angustiada que vive enganchada al Lexatin.

    Hace unos meses, la colaboradora de televisión, Carmen Lomana, reconoció públicamente estar tomado Lexatin tras su enfrentamiento con Ágata Ruíz de la Prada.

    En una entrevista la actriz española, Concha Velasco, comentó que se tomó “un bote de Lexatin”, tras oír a su exmarido hablar de su matrimonio en términos poco elogiosos.

    En fin, como podemos observar, el Lexatin está muy presente en nuestra sociedad y en los medios de comunicación, pero no debemos olvidar, que se trata de un fármaco con efectos secundarios, que requiere un uso responsable y debe ser recetado por un médico.

    Lexatin el tranquilizante de una generación


    Referencias Bibliográficas.

    • Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) – Enlace.
    • Política sin anestesia. (2022). Mónica García. Plaza & Janes Editores. Enlace.
    • 12 anécdotas de Concha Velasco. (2022). Vanitatis – El Confidencial. Enlace.
    • Generación Lexatin. (2020). Javier Pérez Castells. YouTube. Enlace.
    • Generación Lexatin. (2019). José Fajardo. El Mundo. Enlace.

    Autor.

    Gerardo Castaño Recio

    Gerardo Castaño Recio está licenciado en Medicina y Cirugía, especializado en Medicina de Familia. Estudió Psicoanálisis en el Centro Peña Retama de Madrid. Aficionado a la informática se ha dedicado a la programación sobre inteligencia artificial. Ha sido varias veces campeón de España de programas de ajedrez . Aficionado a la historia y la literatura. Es colaborador en el Blog de Nuestro Psicólogo en Madrid.


    Otros artículos del autor


    Galería de Imágenes.

    • Imagen de Portada realizada por IA: Dall-3
    • (1) – Imagen realizada por IA: Dall-3
    • (2) – Imagen de Calvero en Commons Wikimedia.
    • (3) – Imagen de Nuestro Psicólogo en Madrid

    Las imágenes generadas por Dall-3 se pueden reproducir libremente, siempre que expresen su procedencia.


    Artículos relacionados con la Ansiedad.


     

    Visited 265 times, 1 visit(s) today