687 46 69 46 [email protected]

Trastornos de Ansiedad: La Agorafobia

Trastornos de ansiedad: la agorafobia. Síntomas y Tratamiento

La Agorafobia: Concepto.-

La agorafobia está considerada como un trastorno de ansiedad que aparece frecuentemente asociado a los ataques de pánico, pero que puede aparecer como una entidad aislada. Como ya hemos comentado en otras ocasiones los trastornos de ansiedad son una de las patologías más frecuentes en personas adultas.

Es muy común la creencia de que la agorafobia es el miedo o temor a los espacios abiertos, en contraposición a la claustrofobia que es el miedo patológico a los espacios cerrados. Esto no es exactamente así, pues en la agorafobia no existe miedo a estar o visitar espacios abiertos, sino el miedo y la angustia está más bien relacionado con encontrarse en lugares de donde no es fácil escapar o donde sería difícil recibir ayuda en caso de sufrir un ataque de ansiedad.

El término Agorafobia proviene del griego “agora” o plaza pública y “phobos” o miedo. Facilmente podríamos deducir que es el miedo a estar en la plaza, en un lugar abierto y amplio, pero en realidad el miedo es más bien a la muchedumbre o a la dificultad de encontrar ayuda médica o psicológica en caso de necesitarla.

Vemos que la agorafobia no se puede definir en función del espacio, pues puede aparecer en espacios abiertos o en espacios cerrados. Por eso Foa, Steketee y Young han señalado una serie de situaciones que son tipicamente agorafóbicas:

  1. Estar solo fuera de casa
  2. Estar en lugares muy concurridos
  3. Estar en espacios cerrados como ascensores o túneles.
  4. Viajar en transportes públicos.
  5. Conducir, sobre todo por autopistas o en atascos.
  6. Estar en un puente
  7. Estar en una cola de personas esperando.
  8. Estar sentado en la peluquería o el dentista.
La Agorafobia es un trastorno de ansiedad

Agorafobia y ataques de pánico.-

Como vemos existe una relación directa entre los ataques de pánico y la agorafobia, siendo esta última, en muchas ocasiones una consecuencia directa de los ataques de pánico. En los casos en que ambos trastornos aparecen asociados podríamos decir que la génesis del cuado es la siguiente:

  1. El paciente sufre un ataque de pánico de forma inesperada en un lugar determinado. Estos ataques pueden llegar a vivirse con una gran ansiedad, teniendo el sujeto la impresión de que puede morir o volverse loco.
  2. Los ataques se repiten, a veces en lugares concretos y a veces en sitios variables. El temor a la repetición de los ataques de pánico provoca en el paciente conductas de evitación, bien de los lugares donde ha sufrido una crisis o de aquellos lugares, en los que bien por el difícil acceso, o bien por encontrarse en una muchedumbre, piensa que no podría ser atendido si sufriera un nuevo ataque.
  3. Cuando esta conducta de evitación se cronifica el individuo sufrirá una gran ansiedad cada vez que se encuentre en un lugar donde piense que puede tener un ataque de pánico y no podrá encontrar ayuda terapeútica.

La agorafobia se incluye, como trastorno de ansiedad, en el grupo de las fobias, junto al trastorno de ansiedad social o fobia social y las fobias específicas. Como cuadro fóbico comparte con estas otras entidades, el miedo exagerado e irracional ante una situación u objeto fóbico. Esta situación fóbica viene definida  por los espacios donde puede sufrir un ataque de panico y no poder ser atendido. Como en las otras fobias este temor exagerado suele ir acompañado de una intensa reacción del sistema nervioso vegetativo y aparecen síntomas como palpitaciones, opresión precordial, dificultad para respirar, sudoración profusa o temblores.

Aunque el individuo comprende que su miedo es exagerado e irracional no puede dejar de sentirlo.

Este temor provaca conductas de evitación de las situaciones desencadenantes, por lo que en la agorafobia nos encontramos con la situación paradójica de que el individuo tiene miedo a tener miedo, es decir siente miedo, temor y ansiedad al pensar que puede tener un ataque de ansiedad, con miedo y temor en un lugar donde no va a poder ser auxiliado.

El paciente con agorafobia evitará situaciones que él vive como peligrosas, como salir de casa, usar transportes públicos, ir de compras, comer en restaurantes, entrar al cine, estar en lugares público, etc. Todo esto colleva una gran alteración de la vida del sujeto pues la persona acaba casi sin salir de su casa para evitar evitar la ansiedad causada por el temor a los ataques de pánico.

Ataques de pánico con agorafobia

La Agorafobia: Epidemiología. Clasificación.-

La agorafobia se da más en  mujeres. Se calcula que cerca de un 5% de españoles han tenido algún episodio relacionado con la agorafobia, en algún momento de sus vidas.

Con frecuencia la agorafobia suele se da en pacientes que ya tenían previamente, o bien desarrollan de forma secundaria otras fobias, entre las que destacan: el temor a quedarse solo (anuptafobia), el temor a los lugares cerrados (claustrofobia), el temor a las alturas (acrofobia), el temor a agua ( hidrofobia), el temor a verse rodeado de gente (enoclofobia) o a las enfermedades (hipocondria).

La agorafobia puede aparecer en:

  1. Personas con ataques de pánico.
  2. Personas sin historia de ataques de pánico
  3. Existen personas con ataques de pánico sin agorafobia.

Otros autores prefieren clasificar la agorafobia según su relación con la situación desensadenate:

1. Ataque de pánico en una situación agorafóbica: El ataque es previsible ya que el paciente se encuentra en una situación parecida a otra, donde sufrió un ataque de pánico. Piensa que va a sufrir un nuevo ataque, esto aumenta su temor y al final acaba sufrirndo el ataque.

2. Ataque de pánico previsible en una situación segura: En esta situación el paciente no está en un entorno donde previamente haya sufrido ataques de pánico, pero su situación emocional es muy inestable, está triste, enfadado o estresado y este estado de ánimo desencadena el ataque de pánico.

3. Ataque de pánico imprevisible en una situación segura: El ataque de pánico se produce de forma inesperada en un sitio considerado como seguro estando en un estado emocional previo estable.

4. Ataque de pánico por anticipación: El paciente cree que sufrirá un ataque si se expone a una situación que considera arriesgada. Esto le provoca una ansiedad anticipatoria que acaba desarrollando el ataque antes de hallarse expuesto al estímulo desencadenante.

Tratamiento de la agorafobia

La Agorafobia: Tratamiento.-

Como en otros trastornos de ansiedad la agorafobia necesita un tratamiento combinado de farmacología y psicoterapia. Entre los fármacos destacan los ISRS (inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina), los ISRSN (inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina y de noradrenalina, los ansiolíticos (por breves periodos de tiempo), algunos antiepilépticos como la pregabalina, la lamotrigina o la gabapentina. Entre las psicoterapias:

La terapia cognitivo conductual ha demostrado ser eficaz y en sus distintas modalidades, siempre implica un cierto grado de exposición a la situación agorafóbica.  Se han utilizado también técnicas de reducción de estrés como la relajación, el yoga, la meditación etc. Ultimamente, cada día se utilizan más, los tratamientos de conciencia plena: Mindfulness y Focusing. Este último consiste en una terapia introspectiva que agrupa y completa ejercicios de meditación y mindfulness, entre otros. Se engloba dentro de las terapias focalizadas en la emoción (TFE), que utilizamos en nuestra consulta de psicoterapia en Madrid.

Valoraciones
Fecha de revisión
Item Revisado
Agorafobia
Author Rating
51star1star1star1star1star