687 46 69 46 [email protected]

Los celos: un motivo de conflicto.

Los celos en las relaciones de pareja son uno de los principales motivos de conflicto. Suelen generar bastante sufrimiento emocional a ambos miembros de la pareja. Los celos son muy frecuentes y por eso hoy queremos hablar sobre ellos. Trataremos de resolver diferentes cuestiones como el motivo por el que unas personas sienten muchos celos y otras no, qué marca esta diferencia y la manera en que pueden afectar a la relación de pareja.

Los celos románticos o de pareja, según Pines, son una “sospecha real o imaginada de una amenaza a una relación que se estima valiosa”. Es decir, cuando una persona percibe que su pareja muestra mayor interés o afecto hacia otra persona, puede sentir una amenaza hacia su relación y es ahí cuando surge el sentimiento de celos.

Cuando hablamos de celos podemos referirnos a celos patológicos o a celos “normales”.  Según Pfeiffer y Wong (1989), los celos patológicos implican la evaluación de una amenaza imaginaria o sospechas paranoicas que generan conductas dirigidas a controlar a la pareja o al “rival”. Es decir, conllevan la distorsión de la realidad, mientras que los celos definidos como normales, se basan en evaluaciones reales. Además, otra de las diferencias es que los celos patológicos generan un malestar emocional de una intensidad muy elevada en comparación con los celos normales.

La autoestima y los celos.

Existen diferentes rasgos de la personalidad que se asocian a los celos. Entre ellos destaca la autoestima. Stieger, Preyss y Voraceck (2012) refieren que cuando la persona percibe una amenaza hacia su relación, al ver que su pareja puede estar interesado/a en otra persona, esto amenaza su propia autoestima y genera que surja el sentimiento de celos.

Cuando una persona tiene una baja autoestima o un autoconcepto negativo, puede tener una mayor tendencia a pensar que otras personas son mejores y que por lo tanto pueden llegar a resultar más interesantes o atractivas para su pareja. Es por esto, que aquellas personas que tienen una baja autoestima pueden sentir mayor inseguridad en sus relaciones de pareja y tener una mayor preocupación por perderla, que aquellas personas que tienen una buena autoestima y confianza en sí mismos y en su relación de pareja.

Celos y baja autoestima

Los celos suelen aparecer en personas con baja autoestima.

¿Los celos son siempre negativos o pueden tener algún beneficio en la pareja?

En nuestra sociedad los celos están muy mal vistos porque se consideran negativos y dañinos para la relación de pareja, pero dependiendo de su intensidad y de cómo se gestionen en la pareja, no tienen por qué ser siempre negativos.

Uno de los posibles beneficios es que la pareja puede aprender a hablar del tema abiertamente. Así, pueden establecer unas reglas que mantengan unida a la pareja ante las posibles amenazas a la relación. Este diálogo, permite establecer límites. A su vez, puede ayudar a comprender que el hecho de tener una buena relación con terceras personas no significa que haya un interés romántico o sexual detrás.

Los celos también pueden ser interpretados como una señal de cariño, amor y cuidado. Es decir, hay personas que piensan que si su pareja está celosa es porque realmente le quiere y tiene miedo a perderla. Es por esto, que algunas personas intentan poner celosos a sus parejas de forma deliberada para comprobar si realmente su pareja les valora.

¿Cuándo los celos son negativos?

Por otra parte, los celos resultan negativos cuando comienzan a aparecer con demasiada frecuencia o con una intensidad que genera un malestar emocional demasiado elevado para quien los sufre, sobre todo cuando son irracionales o injustificados. Esto puede generar conductas de control hacia la pareja por parte de la persona que celosas, como revisar el móvil o las redes sociales, no aceptar que su pareja tenga amigos o amigas, controlar la ropa que su pareja se pone para salir, etc.

Todo esto puede desencadenar conflictos muy grandes en la pareja, incluso en ocasiones, llegando a la violencia. De hecho, se ha visto una alta relación entre los celos y la violencia en la pareja, sobre todo de hombres hacia mujeres, pero esto tampoco excluye que en ocasiones sean las mujeres las maltratadoras (Montes-Bergues, 2008).

Los celos pueden separar a la pareja

Los celos pueden separar a la pareja

¿Cómo trabajar los celos?

Uno de los principales problemas en el tema de los celos en las parejas es la falta de comunicación y de honestidad. Es muy importante que la pareja aprenda a comunicarse de manera empática y abierta para no dar lugar a malentendidos ni a sospechas injustificadas. Cuando uno de los miembros de la pareja sufre constantemente celos, el otro miembro de la pareja puede tener la tendencia de ocultar información, aunque no sea relevante, por el simple hecho de no despertar más celos en su pareja. Esto puede ser un grave error, debido a que la otra persona puede comenzar a sospechar y a sentir más celos si se da cuenta de que su pareja le oculta cosas, lo que genera una mayor desconfianza.

Para poder gestionar los celos, por lo tanto, la pareja debe aprender a comunicarse abiertamente, ver cuáles son los factores que suelen despertar el sentimiento de celos, y también se puede hacer un trabajo con un profesional orientado a trabajar la autoestima y la inseguridad de la persona que sufre los celos, o también el trabajo en terapia de pareja para aprender a relacionarse entre ellos de una manera sana.

En definitiva, los celos son una emoción que puede generar un intenso malestar, pero que todas las personas sienten en mayor o menor medida, y ese malestar dependerá de la forma de gestionarlo y expresarlo por parte de cada persona. Para poder hacerlo de una forma sana y menos dañina a veces es necesario buscar ayuda profesional.

La historia de Elena y Mario.

A continuación, vamos a exponer un caso clínico ficticio de celos para comprender mejor lo que suele ocurrir en las parejas:

Mario y Elena acuden a terapia de pareja debido a que están teniendo problemas en su relación por un tema de celos. Mario siempre ha sido un poco inseguro. Le cuesta a veces creer que Elena quiera estar con él. Además, otras parejas suyas le han sido infiel anteriormente. Por esto, Mario siempre ha tenido una tendencia a controlar un poco a Elena. Está muy pendiente sobre con quién sale cuando no va con él, con qué chicos tiene amistad y con quién suele hablar más a diario, etc.

Hace un mes aproximadamente, Mario comenzó a sentir un alto nivel de celos por un compañero de trabajo de Elena con el que ella se lleva muy bien y se han hecho muy amigos. Además, hace una semana ella salió de cena con los compañeros de trabajo y como este compañero vive cerca de ella, la acercó en coche a casa, lo cual a Mario le hizo sentir muy celoso y comenzar a pensar que Elena podía estar teniendo una aventura con él.

Tuvieron una discusión muy grande por este motivo. Elena no logra comprender a Mario, porque a ella este compañero de trabajo no le gusta, simplemente se llevan muy bien. Ella quiere mucho a Mario y siempre le ha sido fiel, por lo tanto, se siente muy ofendida de que Mario pueda pensar eso de ella. Después de esta discusión la relación no ha vuelto a ser igual. Mario tiene conductas de celos como controlar con quién habla Elena por el móvil, ver si se viste atractiva para ir a trabajar, etc. Todo esto a ella le hace sentirse muy agobiada e incómoda. Se enfada mucho al ver como Mario no es capaz de confiar en ella, ya que no tiene motivos coherentes para sospechar y tener celos.

Por otra parte, Mario al sentir tantos celos, ha comenzado a hablar más con una amiga suya para poner celosa a Elena, con el objetivo de hacerla sentir como él se siente. Esto a Elena le ha molestado mucho y le está haciendo desconfiar de él. Han comenzado a tener discusiones muy frecuentes por los celos en las que no llegan a ninguna solución. Esto hace que se vaya rompiendo poco a poco la relación.

La terapia busca mejorar la comunicación

La terapia busca abrir una comunicación fluida y empática.

Trabajar la comunicación y la autoestima.

Si analizamos lo que ha ocurrido, podemos ver que todo esto podría haberse evitado si desde un principio hubiesen hablado abiertamente de los celos de Mario, intentando empatizar el uno con el otro y hablando de todo lo que a Mario le hace sentir inseguro. Además, sería bueno que Mario trabajase su autoestima con un profesional, debido a que este problema viene de la falta de confianza en sí mismo, puesto que Elena nunca le ha dado motivos para desconfiar.

En terapia, el trabajo iría orientado a ver cuáles son aquellos aspectos que a Mario le han hecho levantar sospechas y sentir los celos. A su vez, Elena debiera explicarle su punto de vista. Así ambos pueden ponerse el uno en el lugar del otro y comprenderse. También se trabajaría la autoestima de Mario y sus inseguridades. Se trataría de fortalecer la comunicación de la pareja de una manera sana y adecuada, para evitar discusiones futuras sobre este mismo tema.

 

Referencias bibliográficas.

 

 

Artículos relacionados.

 

Autor: 

Psicóloga en Madrid

Sara Ramírez de Arellano

Sara Ramírez de Arellano es psicóloga sanitaria y está especializada en psicoterapia humanista. Tiene experiencia profesional en distintos campos como terapia individual, tanto con niños como con adolescentes. Ha trabajado en terapia de grupo y en terapia grupal de parejas. Especialista en TFE y en psicología deportiva.

Artículos del mismo autor:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies